manzanafrita

COCINA Y OTRAS CURIOSIDADES

Buscar este blog

viernes, 26 de abril de 2013

Repollo con nueces

Leyendo un libro de cocina oriental me interesé por la salsa de soja, los frutos secos y el picante para aderezar las verduras. Yo buscaba trabajar un sofrito a la oriental pero con verdura de España.  Algo tan común como un humilde repollo y más  concretamente el repollo "corazón de buey" que es muy tierno y de sabor suave es el que tranformé en este plato de repollo con nueces.

Así nació este plato, sencillo, con un sofrito especial.



Lo que necesitamos


 


Estas cantidades que propongo pueden ser para cuatro personas.
  • 1 repollo corazón de buey cocido con un poco de sal y agua, hasta que esté blando. Dependerá de la olla, el tiempo de cocción. En la mía 20 minutos.
  • 6 nueces
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • una cucharada de vinagre
  • 4 ó 5 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharilla de café, de azúcar
  • 2 ó 3 guindillas o pimienta cayena
  • 8 ó 10 bolas de pimienta

Forma de hacer el sofrito

Se echa aceite un una sartén, se agragan las nueces manchacadas , con las guindillas, las bolas de pimienta y el azúcar y se dejan dorar un poco, después se añade la salsa de soja y por último el vinagre.


Último paso

Agregar la verdura al sofrito y dejar mezclar los sabores a fuego suave unos 10 minutos. Servir caliente, acompañando a una carne.


Se trata de una plato sano, además de práctico; pues, igual que he citado en otros platos, tener el repollo cocido en nevera y hacer el sofrito en el último momento, nos permite organizar  con antelación nuestra comida cuando hay falta de tiempo.


jueves, 25 de abril de 2013

Mi musaka

Este plato tradicional griego, lo he tenido que adaptar a los gustos de mi casa, olvidándome de la bechamel y aumentando la dosis de salsa de tomate, por eso lo llamo "Mi musaka". A  pesar de  llevar una verdura poco calórica, la berenjena, es contundente, pues lleva abundancia de aceite  y queso, por lo que recomiendo comer poca cantidad y con bastante lechuga de acompañamiento. Por otra parte, es un excelente plato único ya que contiene carne, verdura, aceite y queso.







Lo que necesitamos (con las cantidades que propongo podrían salir cuatro o cinco platos)
  • 2 berenjenas frescas, con la piel brillante y que se aprecie el verde vivo en extremo del tallo
  • 750 g de carne de guisar ( mi favorita jarrete)
  • una cebolla grande
  • vino blanco
  • agua
  • 1/2  pimiento rojo
  • unas 10 bolas de pimienta
  • pimienta molida
  • sal
  • aceite
  • salsa de tomate ( yo utilizo la que yo envaso)
  • 10 lonchas de queso de sandwich finas y de sabor suave ( pero cada uno elegirá a su gusto)
Forma de guisar la carne

En olla rápida: echamos aceite de oliva, cubriendo el fondo de la olla, dos dientes de ajo sin pelar, dejamos que se caliente bien y  acontinuación echamos la carne troceada, rehogamos hasta dorarla un poco. Aderezamos con sal , pimienta molida y unas diez bolas de pimienta. Seguidamente,  añadimos dos cebollas pequeñas y dejamos dorar un poco. Por último, añadimos un vaso de vino blanco y un poco de agua. Dejar cocer hasta que esté tierna. ( En mi olla, medio rápida, 1/2 hora).
Dejamos enfriar un poco y troceamos mucho. ( Yo no utilizo carne picada, que puede servir perfectamente y daría mucho menos trabajo, pero, personalmente, prefiero hacerla de esta manera; es mucho mejor). Reservamos.

Forma de freír la berenjenas

Lavarlas, cortarlas en rodajas finas, echarles sal y dejarlas reposar con ella unos 20 minutos para que pierdan el amargor. Después de pasado este tiempo, lavar, secar con papel de cocina y freír en aceite de oliva. ¡Ojo! absorben mucho aceite, por lo tanto debemos sacarlas y ponerla sobre papel de cocina para perder parte de la grasa.

Montar la musaka

(Dividir en dos partes todos los productos que tenemos preparados para la musaka)

1º. En un molde alargado colocamos una capa generosa de berenjenas, reservando el resto de berenjena para una segunda capa.
2º. Carne picada, muy bien extendida.
3º. Capa de queso en láminas.
4º. Capa de salsa de tomate.
5º. Capa de berenjenas.
6º. Capa de carne picada.
7º. Capa de lonchas de queso.
8º. Capa de salsa de tomate.
9º. Última capa de queso rallado.

Hornear
Después de montar la Musaka, la introducimos en el horno, con un  fuego de unos 200ºC, durante una media hora y finalmente gratinamos el queso rallado.

¡Y aquí tenéis el resultado final!



Otras cosas a tener en cuenta

Ciertamente, da bastante trabajo, pero si no os la coméis de una vez, es un plato que aguanta muy bien varios días en el frigorífico; por lo tanto, para todos  los que tenéis poco tiempo, debido a vuestros trabajos, puede ser una buena solución para tener un plato único, cocinado y casero.

¡Espero que la disfrutéis!







miércoles, 24 de abril de 2013

Tiramisú

Esta tarta es clásica en mi cocina. La he hecho muchas veces y he cambiado muchas veces la receta, desde algo muy complicado, haciendo yo misma el bizcocho, hasta aprender que con bizcochos comprados quedaba muy bien y el trabajo era muchísimo menor.








Lo que necesito



Lo que necesitamos para la crema

  • 4 yemas de huevo, batidas con cuatro cucharadas de azúcar bien llenas (yo utilizo una batidora con dos brazos). Lo importante es que  queden muy cremosas.
  • Una cucharada de zumo de limón
  • Una cucharada de brandy
  • 1 tarrina de queso mascarpone
  • Un paquete de nata para montar de 200ml ( que montamos con la batidora, añadiéndole una cucharada de azúcar), hasta que espese.
Para humedecer los bizcochos

450 ml de café  ó 400 ml  mezclado con unos 60 ml del licor de avellana y unas dos cucharadas de azúcar (se puede variar la cantidad según gustos). Pero es importante remojarlos con el café aún templado, para que se emborrachen bien, incluido el interior. Deben estar adecuadamente impregnados en café; este punto, parece muy simple, pero no lo es.

Montar las capas

1º Bizcochos humedecidos, cubriendo perfectamente el recipiente.
2º Capa de crema
3º Bizcochos humedecidos
4º Capa de crema
5º Una generosa capa de cacao amargo (VALOR), espolvoreada con un colador.

Otras consideraciones, en este caso necesarias

Dejar reposar una noche en nevera, antes de servir.


Y ahora, ¿qué hacemos con las claras de huevo? Aquí facilito este enlace para los que quieran otras opciones. Yo, habitualmente, las cocino en revuelto con un poco de aceite y las sirvo con tomate natural, aderezado con sal y aceite de oliva.
Espero que os guste.

martes, 23 de abril de 2013

Flan de huevo

¿Quién ha dicho que el placer ha de ser complicado, muy elaborado e invirtiendo un montón de horas en la cocina? Vale, no les falta razón, pero no para la receta de hoy: flan de huevo. Y no penséis, que no tiene su punto exacto, que lo tiene. ¿Cómo conseguir que baile cuando lo muevas? ¿Cómo conseguir que cante el que lo come, diciendo ¡mmmmmm!?

Lo que necesito, para el flan
  • 1 huevo por persona
  • 1 tacita de las de café de  leche entera bien llena
  • 1 cucharada de azúcar bien llena
  •  unas gotas de aroma de vainilla (opcional). Yo no las eché.

Lo que necesito para caramelizar el molde
  •  dos o tres cucharadas de azúcar
Forma de hacerlo
  1. Caramelizamos el molde sobre el fuego, dando vueltas al recipiente, sujetando el molde inclinado con un protector para no quemarnos la mano. Unos minutos, hasta que tome color tostado, pero sin quemarlo.
  2. Dejamos enfriar el monde, hasta que craquele (rompa o estalle) el azúcar tostado.
  3. Los ingredientes anteriores, para el flan, se colocan en un vaso de batidora y se baten muy bien.
  4. Se vierte el contenido batido en el molde caramelizado y se tapa muy bien de manera que no le entre agua.
  5. Se cuece  al baño María ( con un poco de agua en el fondo de la cazuela, dos vasos grandes, más o menos) unos 5 ó 7 minutos en olla a presión. (Este tiempo dependerá de la rapidez de la olla).
Tiempo de espera
Aproximadamente una o dos horas, ya que tiene que enfriar.
Después de desmolda  y a disfrutar.
Otras consideraciones
Es muy habitual comerlo con nata, pero a mí personalmente  me parece quitarle protagonismo a este bocado tan delicioso.

lunes, 22 de abril de 2013

Jabón con aceite usado

Como habréis observado en la portada,  el blog no es solo de cocina sino que abro el campo a otras curiosidades y aquí está una de ellas; el reciclaje.

¿Qué se hace en los domicilios particulares con el aceite de freír que ya no debemos utilizarlo en más frituras? Sí, de acuerdo hay "puntos" en las ciudades donde echarlo. Pero yo prefiero buscar  otras soluciones y así comenzó el recuperar una antigua costumbre de usar grasas para hacer jabón.

He ido guardando aceite usado durante todo el año, y cuando he sumado una cantidad de 3 litros, me he puesto manos a la obra.
Por otra parte, necesitaba hacerlo al aire libre, por lo tanto también tuve que  esperar a un día soleado para  realizar la "empresa" en la calle.  Gracias a este día tan soleado, en pleno abril y con una helada de -6º pudimos (tuve ayuda, para revolver)  hacer el jabón y que se solidificara.



Lo que se necesita
  • 3 litros de aceite usado, colado para quitar restos sólidos
  • 3 litros de agua caliente
  •  500 g de sosa caústica( es peligrosa, se deben seguir precauciones con suma atención) 
  •  un cubo grande de plástico
  • un palo largo para revolver
  • moldes  para darle forma 
  •  guantes
  • esencias
  • colorantes
Forma de elaborarlo
Verter en el cubo el agua caliente, seguidamente la sosa (cuidado pues se forma un gas que nos puede quemar), el aceite usado y dar vueltas como para hacer croquetas, hasta que espese. Si le das más vueltas quedará más fino el jabón.
Cuando haya espesado hay que echarlo en los moldes, que previamente he acondicionado.
Dejar cuajar, las horas que necesite.
Una vez frío, cortar en cuadrados.
Otras consideraciones
En este caso no lleva colorantes. Aunque sí le añadí campú oloroso (unas 6 cucharadas). Pero le va muy bien si le echas esencias, aunque encarece bastante.



¡Aquí tenéis el resultado! Os animo a que lo intentéis, es fácil. Y lo más importante estamos cuidando el medio ambiente.

viernes, 19 de abril de 2013

Croquetas de manzana

Dada mi curiosidad por conocer más formas de cocinar las manzanas y después de consultar varias recetas,  me he atrevido a hacer por primera vez, estas croquetas de manzana. No ha sido fácil, pues  la manzana cocida ha ablandado la bechamel hecha con harina de maíz, por lo que dar forma a las croquetas se hizo trabajoso; pero el resultado ha sido muy bueno.

Lo que necesitamos, para preparar las manzanas

  • 4 manzanas reinetas  pequeñas, sin piel y semillas
  • palo de canela 

Lo que necesitamos para preparar la bechamel
  • una cucharada de margarina o mantequilla
  • una cucharada colmada de harina de maíz o maicena
  • 200 ml de leche entera
Lo que necesitamos para adornar
  • canela en polvo
  • azúcar glas
Lo que necesitamos para freír

  • aceite bien caliente, a la que aromatizo friendo previamante monda de naranja
Cosas a tener en cuenta

Cocer las manzanas troceadas lentamente, sin agua y después aplastarlas con un tenedor.
Para hacer la bechamel, debemos poner la leche a hervir y después añadir la mezcla de harina disuelta en un poco de leche que he separado del total de la leche medida y remover muy rápido hasta que espese.
El azúcar glass se puede hacer moliendo azúcar normal en un molinillo eléctrico. Queda muy bien.
El aceite debe ser abundante y bien caliente, pues tienden a rebentar y salir el contenido.


miércoles, 17 de abril de 2013

Garbanzos con alcachofas

Llevo tiempo buscando recetas con garbanzos algo novedosas, por lo menos para mí  y he encontrado esta que cumple las condiciones antes citadas. Espero que os guste.




















Lo que necesitamos

Para cocer los garbanzos:
  • 200 g de garbanzos, remojados desde la noche anterior (con esta cantidad salen dos platos bien abundantes)
  • agua
  • hoja de laurel
  • aceite
  • rama de perejil
Cocerlos hasta que estén tiernos y reservar.
Para guisar las alcachofas, necesitamos
  • 6 alcachofas
  • cebolla
  • zanahoria
  • vino blanco
  • aceite de oliva
  • sal
A las alcachofas, les quitamos todas las hojas duras y cocemos con agua y sal, hasta que estén tiernas. Después rehogamos en una sartén, primero cebolla picada y la zanahoria, añadimos el vino blanco. Dejamos  pochar un rato y finalmente introducimos las alcachofas, dejándolas igualmente unos minutos para que se mezclen los sabores.
Para el huevo cocido (hervirlo 7 minutos, no más)
  • agua
  • sal



 

martes, 16 de abril de 2013

Salsa de tomate

Todos los veranos, cuando el sol ha hecho que los tomates estén rojos y con todo su sabor, me dedico a visitar mercados locales y adquirir esos tomates rojos y brillantes  que harán que mis salsas tengan un sabor más intenso. En concreto, los compro en León, tierra con muchas horas de insolación lo que hace que estos tomates sean más dulces. Con ellos hago conserva para todo el año.
Lo que necesitamos
  • 1 kg de tomates
  • aceite de oliva
  • 1 cebolla
  • sal
  • 3 dientes de ajos
  • 1 rama de perejil
 Forma de hacerla
Introducir los tomates en agua hirviendo unos segundos, sacar y enfriar,  para quitarles la piel.
En una cazuela, sartén... echar aceite, cebolla bien picada, el tomate troceado, los ajos picados, el perejil picado y la sal. ¡Muy importante! Dejar que se haga lentamente hasta reducir todo el caldo. Si  se consigue tener paciencia en este último paso,  se conseguirá una salsa excepcional.

Os voy a poner un enlace para conservar la salsa.


lunes, 15 de abril de 2013

Crema de verduras

Para iniciar la semana, comiendo de una forma sana, olvidado los "excesos" del fin de semana que por otra parte están muy bien; os voy a poner una entrada muy verde, verde y picante...
Lo que necesitamos (para unas cuatro o cinco raciones)
  • 1 calabacín
  • 300 gramos de fréjoles o habas verdes (pueden ser  en conserva)
  • 1 pimiento verde
  • 1/2 cebolla
  • 2 zanahorias
  • aceite, podía ser una cucharada por persona( aunque a mí me parece escasa)
  • sal
  • agua
  • algo de picante (chiles, pimiento picante... a gusto de cada uno)
Forma de hacerlo
  • !Muy fácil! todo lavado y picado en una olla rápida, el tiempo señalado para cocer verduras. En la mía 20 minutos (exprés).
  •  Una vez hecho, pasamos por la batidora. Seguidamente,  para que quede fino y sin restos de fibra desagradable al paladar, pasamos por un pasapuré, chino...
  • Servimos caliente con queso azul (mi forma favorita) o panecillos fritos.



lunes, 8 de abril de 2013

Rollitos de repollo

Sí, sí, repollo. ¿No es muy querido, verdad? Pero a mí me parece un plato finísimo.
Lo que necesitamos, para 8 ó 9 rollitos.
  • 5 hojas de repollo grandes, de las más externas
  • 300 g de carne picada de buena calidad
  • 3 cucharadas de salsa de tomate
  • ajo
  • perejil
  • vino blanco
  • huevo batido
  • sal
  • aceite
  • pimienta
  • miga de pan remojada en leche
Forma de hacerlo

  1. En primer lugar, hervir las hojas de repollo, unos 7 ó 10 minutos. Reservar.
  2. Preparar la carne, añadiéndole sal, ajo, perejil picado, una cucharada de vino blanco y pasarla un poco en la sartén.
  3. Dejarla enfriar y añadirle la salsa de tomate, el huevo batido y la miga de pan remojada en leche.
  4. Extender las hojas de repollo, quitándoles las partes muy duras que nos impidan doblarlas bien. Partirlas por la mitad.
  5. Colocar sobre ellas una cucharada generosa de relleno y cerrar con cuidado de manera que quede una bonita forma de rollo.
  6. Introducirlas en la salsa rubia, que habremos elaborado previamente.
A continuación explico la forma de hacer la salsa rubia.


 Para la salsa rubia
  • aceite
  • cebolla finamente picada
  • jamón también muy picado en laminitas
  • media cucharada de harina
  • sal
  • caldo o agua
  • vino blanco
Forma de hacerla

  1. En una fuente alargada, se echa el aceite, la cebolla y el jamón. Se deja sofreír lentamente.
  2. Cuando esté un poco dorada la cebolla se añade el harina, dándole vueltas para que no se queme y se cocine.
  3. Finalmente se rectifica de sal y se añade el vino blanco.
  4. Se deja cocer  unos 20 minutos y se pasa por la batidora. 
Otras cosas a tener en cuenta
También se puede meter la fuente en el horno. Yo he probado de las dos maneras y ambas son buenas.

Naranja valenciana confitada

Por supuesto que la puedes encontrar en las tiendas, pero la satisfacción de hacerla, merece la pena el esfuerzo. Yo, la utilicé sobre el Roscón de Reyes, como adorno; sin embargo, con las sobras me hice unos desayunos, sobre pan y mantequilla, únicos. Me gusta, especialmente su sabor un poco amargo.


Lo que necesitamos
  • 1 naranja de Valencia
  • 210 g de azúcar
  • 150 g de agua
Forma de hacerlo

  1. Lavar la naranja.
  2. Partirla en rodajas o gajos.
  3. Ponerla en una cazuela a hervir con el resto de los ingredientes, aproximadamente una hora y media, hasta que veamos que el almíbar está formado.
  4. Dejarla enfriar sobre una rejilla, cuidando que las rodajas estén separadas, para conseguir una bonita forma.
Otras cosas a tener en cuenta
Se pueden congelar,  meter en conserva como una mermelada, o comerlas en los días sucesivos como hice yo.
Si las secas un poquito en el horno y cubres de chocolate...otra posibilidad deliciosa.
Edito esta receta ampliándola con la conserva, que hice con  piel de naranja confitada. El proceso es el mismo pero sin la pulpa de la naranja. Esta piel confitada y amarga la usaré en otras recetas dulces como trufas rellenas de naranja confitada y brandy.








sábado, 6 de abril de 2013

Chipirones con arroz

Hoy voy a hacer un post sobre un plato muy sencillo, pero muy sabroso. Chipirones congelados que son fáciles de conseguir en el mercado y pueden ser de preparación previa, lo que nos permite una mejor organización de nuestro tiempo. La cantidad que os propongo puede ser para tres personas.

Lo que necesitamos
  • 1 kg de chipirones congelados
  • aceite de oliva
  • 2 cebollas medianas
  • 1/2 pimiento verde
  • 3 dientes de ajo
  • unas ramitas de perejil
  • pimienta de tres gustos
  • vino blanco, un vaso ( yo prefiero seco)
  • agua
  • harina (cucharadita de postre). Se puede suprimir.
  • 2 hojas de laurel
  • dos bolsitas de tinta de calamar
Forma de hacerlo
Hoy los he hecho en olla exprés, pero puede ser en otro tipo de olla y también se hace rápidamente.
  1. En primer lugar se echa aceite de oliva, en ella, la cebolla picada (puede ser en trozos grandes), el pimiento troceado grande y rehogar un rato.
  2. Después añadimos los chipirones troceados, con su piel  y rehogamos también. A continuación echamos la pimienta, un poquito de sal, el ajo y perejil machacado con un vaso de agua, harina friéndola un poquito.
  3. Finalmente, el vino blanco y las hojas de laurel.
El tiempo de cocción es de 20 minutos. Pero, atención, depende del tipo de olla. 

 Para el arroz.
  1.  Sofreír en un poquito de aceite un ajo con piel, rehogar un pocillo de café de arroz por persona, un poco de sal, el doble de agua que de arroz y cocer a fuego mediano unos 13 minutos.
  2. Dejar reposar unos 10 minutos. Servir acompañando a los chipirones. !Muy importante!
  3.  Si queda demasiado líquido, reducir el caldo a fuego vivo, hasta conseguir espesarlo, observando el proceso, pues se puede quemar.
Otras cosas a tener en cuenta
Si quieres que el plato pase a ser soberbio, consigue los chipirones frescos; aunque entonces el precio también ascenderá y mucho.