manzanafrita

COCINA Y OTRAS CURIOSIDADES

Buscar este blog

martes, 28 de enero de 2014

Potaje de habas (tolosanas)

Muchas veces deseamos hacer una comida fácil de elaborar,  aunque nos lleve tiempo su cocción. Especialmente ahora que el frío nos paraliza ¡Qué bien nos viene un plato caliente!
Este es un plato tradicional y muy reconfortante.



En la siguiente imagen podéis ver algunas de las muchísimas variedades de habas o alubias que podemos encontrar en los mercados españoles.








Lo que necesitamos (para dos personas)
Un pocillo o tacita de café de habas que remojamos en agua fría la noche previa.
Agua fría para la cocción y chorritos de agua fría para "asustarlas" a los largo de la cocción.

Un trozo de:

  • tocino veteado o panceta
  • chorizo 
  • morcilla de Burgos con arroz
  • perejil
  • zanahoria
  • puerro
  • cebolla
  • pimiento
un diente de ajo 
un poco de sal


Forma de hacerlo
Se pone todo a cocer en agua fría. Primero dejamos hervir y después bajamos el fuego al mínimo. Hasta que estén tiernas (2 ó 3 horas). Importante: asustar las habas de vez en cuando, unas tres veces, con agua fría para que la piel resulte más suave. Añadimos sal al final.

Algunas consideraciones

Me diréis, tardan mucho en cocer. Vale, pero este plato es muy práctico y además está más rico al día siguiente, una vez que ha enfriado ya que su caldo espesa y tiene más sabor. 

Truco: si no cuecen bien por ser algo viejas las habas, se puede añadir una pizca de bicarbonato en el remojo, veréis como mejoran.

También se pueden cocinar solo con las verduras, en ese caso añadimos una cucharada de aceite por persona. De esta forma son más saludables y también están muy buenas. Si añadimos un chorrito de vinagre al final, les aporta un toque más fresco.
Puede ser plato único...¿qué más queremos?





miércoles, 22 de enero de 2014

Pan blanco para mini bocadillos de cebolla, pimiento y anchoa

Y seguimos con la magia del pan... Hoy toca intentar un pan blanco para hacer unos mini bocadillos. El resultado...¡riquísimos!.
Me guié por Punto de Nieve











Lo que necesitamos (para 4 bollitos)

  • 250 g de harina blanca de trigo (200 de harina normal y los 50 de harina de fuerza). ¿Por qué esto? Pues después de consultar muchas páginas de gente que hace pan, comentan que la harina de fuerza tiene mucho gluten que ayuda a que crezca mejor, entre otros beneficios.
  • 150 g de agua 
  • 5 gramos de levadura de panadería ( os pongo un enlace sobre levaduras que me parece interesante)
  • 4 gramos de sal

Forma de hacerlo
Tamizamos la harina.
Disolvemos la levadura en agua levemente templada. Añadimos esto  a la harina y mezclamos bien. Después añadimos la sal.

Amasé introduciendo aire (intentando tipo Bertinet). De vez en cuando apliqué aceite de oliva a mis manos para favorecer la fase del amasado. Asimismo, unté el recipiente con un mínimo de aceite para colocar la masa en la fase de reposo. Cuando la masa estaba elástica formé una bola, la tapé con una paño de algodón y la dejé levar varias horas (unas 4 horas).  Duplicó su volumen.

Después, amasé un poco, quitando aire, hice las cuatro bolas de masa, las coloqué sobre la placa del horno tapadas y dejé levar otras 3 horas ( es un tiempo aproximado, tiene que duplicar su tamaño). A continuación les di un pequeño corte con un cuchillo y la horno.

El horno debe estar precalentado a 250 ºC (calor por arriba y por abajo), en la bandeja en posición mediana y con una bandeja de agua en la parte baja para que cree una buena corteza.
El tiempo de horno ha sido 15 minutos con el agua abajo, después retiré el agua y al observar que las piezas de pan se separaban del fondo con facilidad decidí aplicarles calor solo por arriba para darles color. Y el resultado fue estupendo.
¡Os animo a que lo intentéis!

Algunas consideraciones: aquí os dejo un enlace para aprender más cosas sobre pan. Si como yo, estáis interesados en este mundo, en el que comienzo mi andadura, os será de gran utilidad.
Nota: He editado la receta después de una segunda experiencia. Certificando el primer resultado. Las proporciones son adecuadas para 4 panecillos.



sábado, 18 de enero de 2014

Pan de atún

A este plato se le da el nombre de pan de atún. Es originario de la cocina francesa, pero yo lo he adaptado un poco a mis ingredientes. 








En el interior podéis observar trocitos de cebollino, atún, granos de mostaza...



Lo que necesitamos (estas cantidades serían para 6 personas aproximadamente)


  • 320 gramos de atún en aceite (y parte de su aceite)
  • 140 g de queso fresco (tipo Burgos)
  • 4 huevos
  • 50 g de harina
  • 1 cucharada de mostaza en grano
  • 1 cucharada de cebollino bien picado
  • una pizca de pimentón picante
  • 10 g de mantequilla para preparar el molde 
  • sal


Forma de hacerlo
Precalentamos el horno a 180ºC. Preparamos el molde  o moldes extendiendo algo de mantequilla por las paredes para que no se pegue. 
Mezclamos todos los ingredientes con batidora. Primero los líquidos, seguidos de la mostaza, el pimentón y la sal (yo no eché sal, debido a que el atún es de lata y ya lleva sal), a continuación la harina y  finalmente el cebollino revolviendo con una cuchara.
Vertemos la mezcla y cocemos, situando el molde en la placa central.
Después de unos 45 minutos estará listo. Debemos  pincharlo con un palillo para comprobar que está cocido.
Dejamos enfriar, desmoldamos y lo podemos acompañar con una buena ensalada.

Algunas consideraciones
Como podéis ver, en esta ocasión yo utilicé moldes individuales y las cantidades que os propongo son para un molde rectangular tipo cake.
Considero que hay que comerlo pronto, de lo contrario pierde bastante.

viernes, 10 de enero de 2014

Croquetas de morcilla de Burgos con salsa de mostaza

Estas croquetas son cremosas y con mucho sabor, el que le aporta la morcilla de Burgos. Si este plato lo sirves acompañado con la salsa fría de mostaza, el contraste resulta estupendo.



Recomiendo comer las croquetas con ensalada sin aliño, para compensar las calorías.



Aquí podéis ver que las acompaño también con unos nachos de Morcilla Suprema de Burgos (no son hechos por mí, sino comprados en Burgos). Son muy originales y muy ricos. Una de las ideas geniales de una española (Isabel Álvarez Ribes). 


Lo que necesitamos (para unas 34 croquetas)
Para la croqueta
  • 1 morcilla de Burgos de unos 300 gramos
  • dos cucharadas de harina bien colmadas
  • aceite de oliva virgen ( tres cucharadas, aproximadamente)
  • pimienta
  • sal
  • nuez moscada
  •  unos 600-700 ml de leche entera 
  • una cucharada de mantequilla, rasa
  • pan rallado 
  • huevo batido

Para la salsa
  • mayonesa (huevo, sal, aceite de oliva suave, vinagre)
  • una cucharada de postre de mostaza
Forma de hacer las croquetas
Echamos el aceite en una sartén, calentamos ligeramente  y freímos la harina, dándole vueltas hasta que se integre totalmente con el aceite, así perderá el sabor a cruda. Después añadimos la leche poco a poco y sin dejar de revolver. A continuación añadimos sal, pimienta y nuez moscada, la cucharada de mantequilla y por último la morcilla troceada. 
No he puesto cantidades exactas de leche y harina ya que lo hago a ojo, pero es importante que la masa sea cremosa. Podemos rectificar con un poco más de leche. 
Dejamos enfriar.
Pasada una hora más o menos, cuando la masa ha enfriado, les damos forma, yo las haga de tamaño de una cuchara de sopa. Después envolvemos las croquetas en huevo batido y en pan rallado. 
Freímos en abundante aceite, a temperatura alta, se trata de dorarlas pues la masa interior está cocinada y colocamos sobre papel de cocina para que pierdan un poco de aceite.
La mayonesa casera es muy fácil: echamos en un vaso de batir el huevo, la sal, aceite. Batimos sin mover la batidora y cuando vemos que comienza a espesar, realizamos movimientos ascendentes y descendentes. En este momento añadimos algo más de aceite en forma de hilo hasta conseguir el espesor deseado. Finalmente añadimos vinagre.
Para formar la salsa de mostaza, a la mayonesa que acabamos de hacer le añadimos un cucharada de postre de mostaza y revolvemos.


¡Listas! Un plato para dar sabor a la vida. 






lunes, 6 de enero de 2014

Ensalada de invierno

Una de las tradiciones que me han pasado mis padres es comer escarola por Navidad y como no podía ser menos estas navidades no faltó nuestra ensalada de escarola, verdura típica de los meses fríos.
En esta ocasión yo la he modificado un poco introduciendo granada, con lo que gana en presencia y en sabor, ya que combinan muy bien.





Lo que necesitamos
  • Unas hojas de escarola, tanto su parte verde como la amarilla.
  • Una granada bien madura.
  • Un diente de ajo pequeño.
  • aceite de oliva virgen
  • sal 
  • vinagre

Forma de hacerlo
Lavamos la escarola, escurrimos el agua y troceamos.
Machacamos un diente de ajo en un mortero con sal y después añadimos aceite y vinagre.
Por último añadimos unas semillas de granada y el aliño por encima.
Es muy sencilla y está riquísima.
Nos sirve para comer sola o acompañando una carne.



domingo, 5 de enero de 2014

Roscón de Reyes

Este dulce es tradicional de España en estas fechas, en la que los niños y no tan niños esperan con impaciencia que amanezca el día 6 de enero, para ver lo que Sus Majestades les han traído de regalo.
Yo lo describiría como un pan dulce lleno de aromas de azahar, naranja y limón. Sencillamente delicioso tanto por significado como por su sabor.
La idea de cómo hacerlo parte de webosfritos que lo explica de maravilla, aunque yo he reducido las cantidades y adaptado un poco a mis gustos, modificando sobre todo los aromas que me encantan.






Lo que necesitamos (para una roscón mediano)

Para el azúcar glas aromatizado
  • 60 g de azúcar glas
  • la piel rallada de 1 naranja (solo su parte naranja)
  • la piel rallada de un limón (solo su parte amarilla)

Para la masa madre
  • 35 gramos  de leche entera
  • 5 g de levadura de panadería fresca
  • una cucharada de azúcar
  • 65 g de harina de fuerza

Para la masa
  • 30 gramos de leche entera
  • 35 g de mantequilla a temperatura ambiente (blandita)
  • 1 huevo mediano
  • 10 g de levadura de panadería
  • 15 g de agua de azahar (incluso le echaría 20 gramos)
  • 225 g de harina de fuerza
  • un pellizco de sal 
  • los 60 gramos de azúcar aromatizada que hice antes

Para la decoración
  • huevo batido
  • azúcar humedecido con tres gotas de agua
  • guindas en almíbar
  • naranja confitada

Forma de hacerlo
El azúcar glas aromatizado:
El azúcar glas se puede hacer moliendo en molinillo eléctrico azúcar normal hasta convertirla en polvo (unos segundo y listo).
Lavamos la naranja y el limón y rallamos su parte de color y la reservamos mezclada con el azúcar glas.
La masa madre:
Templamos la leche y deshacemos la levadura en ella, mezclamos con el azúcar y seguidamente la harina. Amasamos ligeramente hasta formar una bola. Dejamos reposar unos 15 minutos tapada con un paño limpio y en lugar cálido hasta que aumente su volumen (observamos que se aprecia aire en su interior). Reservamos.
La masa principal:
Templamos la leche y disolvemos en ella la levadura.
Tamizamos la harina con un colador. Reservamos.
Sobre la harina echamos: el huevo, la mantequilla, sal, la masa madre, el azúcar aromatizado y amasamos hasta unir bien todos los ingredientes.
Sobre una mesa de trabajo echamos un mínimo de aceite de oliva e impregnamos nuestras manos también de aceite para poder trabajar la masa.
Amasamos con energía hasta conseguir una masa elástica, unos 15 minutos aproximadamente. Formamos una bola.
Echamos otro poquito de aceite en un bol y colocamos allí la masa en forma de bola, tapamos con un paño de algodón limpio y dejamos reposar  en un lugar cálido unas  5 horas. Tenemos que observar que ha duplicado  su volumen y que está muy esponjoso, lleno de aire.
En este momento, sacamos la masa del bol, amasamos ligeramente, se irá el aire y le damos la forma deseada de roscón (yo le coloqué un aro de emplatar para que no se cerrase el agujero central (tiende a hacerlo). Lo colocamos sobre papel de horno y volvemos a tapar unas 2 horas, hasta que veamos que duplica su volumen ( por supuesto en sitio cálido).

Cuando vemos que creció suficiente, colocamos las frutas escarchadas y el azúcar humedecido en montoncitos, pintamos con huevo batido.

La cocción en el horno precalentado a 200ºC
Colocamos en el horno (placa en el medio y fuego por arriba y por abajo a 200º C los primeros 15 minutos y a 180 otros 7 -10 minutos más. 


Y como decimos aquí !Qué os traigan muchas cosas! (materiales e inmateriales que buena falta hace)

Nota: Si se hornea a 180 grados, el resultado es mejor,
 más esponjoso.