manzanafrita

COCINA Y OTRAS CURIOSIDADES

Buscar este blog

miércoles, 31 de julio de 2013

Trufas de garbanzo con sésamo

Esta receta parte del blog A falta de Lexatín...buenas son tortas, aunque con algunas variantes. 
No es mi costumbre utilizar el sésamo, pero a partir de esta receta y más información consultada sobre este producto, lo convertiré en un producto a repetir por sus múltiples propiedades. Aquí os pongo un enlace.




En el interior, como podéis ver,  se aprecia el verde del aguacate y una gota de picante.





Lo que necesitamos (para 15 trufas)

  • 150 gramos de garbanzo cocido
  • 1/2 aguacate maduro, blando
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 1 cucharada de postre de margarina de aceite de oliva
  • Semilla de sésamo  o ajonjolí para rebozar las trufas
  • Pan rallado (opcional). Yo no lo añadí.
  • un trocito de jengibre cocido con los garbanzos
  • una pizca de nuez moscada, rallada


Forma de hacerlo

Después de cocidos los garbanzos, machacar con un tenedor hasta conseguir una pasta homogénea. Añadir el aguacate y machacar. Mezclar todo esto con el resto de los ingredientes y comprobar su sabor. Rectificar.
Hacer las bolitas, rebozar con sésamo y colocar sobre moldes de magdalena pequeños. Guardar en el frigo hasta el momento de consumir.

Algunas consideraciones

Admite muy bien un poco de picante al comerlas. Muy fácil ¿verdad?

Más información sobre el sésamo o ajonjolí.

¡Buen comienzo de agosto!

domingo, 28 de julio de 2013

Pastel de cuajada con cerezas

Este es un pastel suave, ligero y muy apropiado para el verano, ya que es frío. Aprovechando que las cerezas están en temporada, aportándonos todo su dulzor.









Tuvimos la suerte de disfrutarlo en familia, en este entorno soleado y donde la presencia del hombre es escasa.



Lo que necesitamos para seis mini cuajadas

  • 200 g de cerezas
  • 2 vasos de leche entera
  • 1 vaso de nata líquida
  • 2 sobres de cuajada
  • 4 cucharadas de azúcar (para el almíbar de cerezas)
  • 2 cucharadas de azúcar para la cuajada


Forma de hacerlo

Poner las cerezas a cocer con las cuatro cucharadas de azúcar deshuesadas y cocer a fuego lento unos quince minutos. Reservar.

Escurrimos las cerezas y reservamos el jarabe para decorar.Este jarabe, lo reducimos a fuego suave hasta que quede espeso. Reservar.

Ponemos en un cazo la nata, con un vaso de leche y las dos cucharadas de azúcar.
En el otro vaso de leche restante disolvemos los sobres de cuajada.

Cuando la nata y la leche estén calientes, añadir la cuajada y revolver sin parar, llevándolo a ebullición y separándolo del fuego para que temple. Después volvemos a repetir la operación.

Vertemos parte de la cuajada en los moldes individuales, dejamos que endurezcan ligeramente y ponemos una capa de cerezas. Después añadimos otra capa de cuajada y dejamos enfriar en nevera.

Pasadas 4 horas de frigorífico, desmoldamos y decoramos como más nos guste.
El jarabe de cerezas, hecho antes nos servirá para adornar el plato, junto con algunas cerezas que hemos reservado.


Algunas consideraciones

Si no se deja cuajar lo suficiente la primera capa de cuajada, la cereza va al fondo.
Es necesario dejar enfriar las cuatro horas; de lo contrario, al desmoldar, pueden romper los pastelillos.

Con esta receta participo en el concurso de La Cuinera.
























sábado, 27 de julio de 2013

Salmorejo verde

Debido al calor de este verano, no pienso más que en aprender platos fríos. Así, me he encontrado con ideas muy apetecibles que cumplen este requisito. El salmorejo verde está inspirado en una receta de El recetín, aunque con algunas variantes, ya que no utilicé el tomate verde.
















Lo que necesitamos

  • 1 aguacate maduro, blando
  • una taza de miga de pan blanco remojada en agua fría
  • un puñado de canónigos
  • sal
  • aceite de oliva
  • vinagre de vino


Forma de hacerlo

Poner todos los ingredientes en una jarra  y batir con la batidora hasta obtener una crema algo espesa, para comer con cuchara.
Probar y rectificar de aceite, sal o vinagre.
Guardar en la nevera y servir frío con unas almendras por arriba.

Como podéis ver es muy fácil. 
¡Animaros a probarlo este verano!



viernes, 26 de julio de 2013

Coulant de chocolate negro


El Coulant (chocolate que corre, se extiende) es una receta proveniente de la cocina francesa, de ahí su nombre en francés. Tiene una larga historia, desde que nació en la cocina de Michel Bras (1981), hasta que se ha popularizado.
A mí  me ha llegado por diferentes vías, de amigas como M. Carmen,  o de sobrinas como Vanesa que es toda una experta en hacerlos rápidamente.  
Las proporciones adecuadas y tiempo de horno del cocinero José Andrés; postre que él nombró "Tapón de chocolate".
Por si fuera poco, esta vez tuve ayudante, Adrián, que estaba muy interesado en compartir esta novedad en mi cocina; y la verdad lo pasamos muy bien. Aquí el resultado de mi primer Coulant.




¡No hicimos uno, hicimos siete!









También lo probamos con helado de naranja amarga confitada; muy del estilo inglés y riquísimos.




Lo que necesitamos (salen 7 con molde de silicona)


  • 200 g de chocolate negro al 70% de cacao
  • 125 g de mantequilla
  • 3 huevos medianos
  • 100 g de azúcar blanco 
  • 80 g de harina
  • 18 porciones de chocolate negro ( son muy pequeñas las que utilicé); 2 por cada Coulant
  • un molde se silicona con huecos individuales o flaneras individuales
  • helado de stracciatella(que contiene nata y chocolate)
  • helado de naranja confitada amarga (hecho por mí)


Forma de hacerlo

Precalentar el horno a 200ºC.

Fundir la mantequilla junto a los 200 g de chocolate  al Baño María o microondas hasta que esté derretido. Reservar.

En un bol mezcla los huevos con el azúcar. Incorporar la harina poco a poco y seguir removiendo. Terminar incorporando el chocolate fundido con la mantequilla que estaba reservado y mezclar todo muy bien. Reservar.

Engrasar las flaneras con mantequilla y harina. Echar la mezcla de chocolate hasta la mitad. Poner las porciones de chocolate en cada una de ellas y terminar repartiendo la masa hasta llenar los moldes.

Introdúcirlos en el horno durante 14 minutos. Pasado ese tiempo, sacar las flaneras del horno y dejar reposar unos minutos, desmoldar y servir con el halado.

Algunas consideraciones

Si queréis que el chocolate interior corra cuando lo abrís, debéis servirlos rápidamente; de lo contrario, al pasar el tiempo, este chocolate se solidifica, no apreciando el efecto "especial" del Coulant.
Con las cantidades que propone José Andrés, podemos obtener siete postres.
Para observar el efecto del chocolate corriendo debemos introducir 3 tomas de chocolate, debido a que las que yo utilicé son muy pequeñas.

Os animo a que lo probéis, parece más difícil de lo que es.
¡Buen fin de semana!




lunes, 22 de julio de 2013

Palmeritas rápidas

La receta de hoy me llegó a través de Isasaweis, que nos explica los pasos con un vídeo muy claro.
Mi intención era cocinar algo fácil y rápido para tomar un café a media tarde y gracias a este tutorial fue, efectivamente, rapidísimo.
Además tuve la colaboración de Raquel, una gran ayudante, que aprendió y se divirtió.





Lo que necesitamos

  • 1 lámina de hojaldre rectangular y  refrigerada (salen unas 18 palmeritas)
  • 4 ó 5 cucharadas de azúcar
  • Papel sufurizado, para ponerlas en el horno
  • Rollo de cocina, para aplastarlas un poco (o botella de cristal)


Forma de hacerlo

Se extienden dos cucharadas de azúcar sobre la encimera o una mesa de cocina, se coloca la masa sobre ellas. Se pasa el rodillo para que se impregne de azúcar la masa. Se dobla en dos partes iguales hacia el centro de la masa, se vuelve a echar azúcar y a aplastar. Se repite la operación, doblando de nuevo la masa hacia el centro. Un poco más de azúcar aplastándola con el rodillo. Por último se doblan las dos partes simétricas.
Vemos que la masa se ablanda y tiende a deformarse. Yo creo que sería bueno enfriarla un rato en la nevera para que no pierda la forma, antes de ser cortada la palmera.
Se coloca la masa enrollada para cortarla de forma transversal, donde ya podemos apreciar las palmeritas.
Finalmente, se corta con decisión cada palmerita de un centímetro de espesor.
Se colocan sobre papel sulfurizado en el horno a 200 º C, unos 12- 15 minutos.

Algunas consideraciones

Pueden necesitar dar la vuelta para adquirir el mismo tostado por ambos lados.
Crecen hacia lo ancho, por lo que hay que separarlas un poco en el horno.










viernes, 19 de julio de 2013

Salmorejo

El salmorejo es un plato típico de Andalucía, pero que he adoptado por lo riquísimo que está.
Este verano, que afortunadamente ha llegado y con mucho calor, lo he hecho varias veces y no nos cansa. 
Es un plato muy fácil de realizar además de fresco  que viene a resolvernos una comida o cena en un momento.





Ahora os presento el resultado final



Lo que necesitamos


  • 1 barra de pan blanco, solamente su miga ( la corteza se utilizará para otras cosas, como tostadas)
  • 3 tomates gordos (750 gramos) y bien maduros ( los de verano tienen el sabor adecuado)
  • aceite de oliva
  • vinagre
  • sal
  • un poco de agua
  • un diente de ajo sin su yema central ( pues es indigesto)


Forma de hacerlo

Echar el pan con un poco de agua en una jarra, los tomates troceados, el ajo, aceite, sal, vinagre y batir con la batidora hasta dejar una crema muy fina. Rectificar de aceite, sal y vinagre según paladar de cada uno. Dejar reposar en nevera, hasta el momento de servir.
Servir colocándole por encima, jamón troceado finamente y huevo hervido siete minutos

Algunas consideraciones

Hay personas que también le colocan por encima aceituna negra troceada; seguramente estará muy bien. 
Sea como sea, os animo a probarlo este verano. 
¡ No os defraudará!
¡Feliz fin de semana!


martes, 16 de julio de 2013

Pisto

El pisto es una mezcla de verduras, hechas lentamente en una sartén o cazuela, al que no le puede faltar el tomate.
Ahora, en verano, cuando los tomates están más sabrosos es el momento de disfrutar este plato o aprovechar para guardar un poco para cuando no tenemos la posibilidad de hacerlo, bien por falta de tiempo o por falta de verduras en su mejores condiciones de sabor.









Lo que necesitamos 


  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • 1 cebolla
  • 2 calabacines
  • 1,5 kg de tomates maduros
  • 3 dientes de ajo
  • una rama de perejil
  • aceite de oliva
  • sal


Forma de hacerlo

En esta ocasión asé previamente los dos  pimientos para quitarles la piel.
Escaldar los tomates en agua hirviendo, introduciéndolos en ella unos segundos para quitarles la piel pero no la carne.
Lavar los calabacines y cortarlos en trozos medianos.
En una sartén o cazuela echar aceite, añadir la cebolla picada en trozos  y rehogar hasta dorar un poquito, después añadir, (añadir el pimiento si no es asado), el calabacín, el tomate, los ajos, el perejil y por último la sal  y dejar hacer lentamente hasta que todas las verduras estén tiernas; una media hora.
Finalmente, añadí los pimientos asados y troceados.
Me gustó bastante añadir los pimientos asados, si bien, da más trabajo.

Para hacer la conserva

Dejar reposar y mientras tanto esterilizar los botes de cristal en agua hirviendo unos veinte minutos.
Rellenarlos con el pisto, sellar o cubrir con aceite de oliva su boca, dejando un espacio vacío (1 cm) y cerrarlos bien.
Por último, hervir esos botes al Baño María unos 20 ó 30 minutos, para conservarlos.
Con estas cantidades logré hacer 4 botes de 650 gramos; como el que podéis apreciar en la foto de arriba. (Este bote, sirve para comer dos personas, perfectamente)
¡Trabajar un día, para disfrutar de tiempo libre otros cuatro!.

lunes, 15 de julio de 2013

Pisto con rape


Ahora que es el mejor momento para consumir tomates con todo su sabor, una vez más, disfrutamos con este plato tradicional y riquísimo: el pisto.
Este plato se puede consumir solo o acompañando a huevos fritos ( mi forma favorita), bonito, rape...
En esta entrada lo voy a acompañar con rape. Animaros a probarlo. Es un plato único bien completo.









Lo que necesitamos (para dos personas)

Para el pisto
  • una cebolla
  • 1/2 pimiento rojo grande o uno pequeño
  • un calabacín
  • 3 tomates grandes y bien maduros
  • 2 dientes de ajo
  • una rama de perejil
  • aceite de oliva 
  • sal

Forma de hacerlo

En primer lugar se echa aceite en una cazuela cubriendo el fondo. Después se sofríe la cebolla hasta que se dore un poco. Seguidamente, añadimos el pimiento troceado, el calabacín, el ajo, perejil y sal. Dejamos que se haga suavemente y en una media hora o algo más tenemos nuestro pisto preparado.

Para el rape

300 gramos de rape que cortamos en rodajas de 1 centímetro y medio, salamos, rebozamos en harina, huevo batido y freímos en aceite; a la que previamente hemos echado dos ajos con su piel para darle sabor al aceite y comprobar su temperatura.

Finalmente, emplatamos como más nos guste y a disfrutar un rico plato de verano.

¡Espero que os guste!



viernes, 12 de julio de 2013

Rape con crumble de pistachos

Una vez más probamos el rape, pero de una manera diferente; esta vez con una salsa sabrosa y un crumble de pistachos. ¿Qué deciros? Delicioso.






















Lo que necesitamos para el rape (para dos personas)

  • 300 g de rape
  • 1 cebolla 
  • 2 dientes de ajo
  • 2 vasos de caldo de cocer pescado (cocer los huesos de rape con aceite, cebolla, ajo, sal, puerro) 
  • 1 vaso de caldo de asar pimientos
  • aceite de oliva
  • sal
  • harina


Forma de hacerlo

Primero preparamos la salsa sofriendo la cebolla hasta que quede dorada y los ajos con piel, que más tarde quitaremos.
A continuación añadimos los dos caldos y dejamos cocer hasta reducir bastante el caldo. Cuando consideremos que ha mermado suficiente pasamos la salsa por la batidora para conseguir una crema uniforme.
Salamos ligeramente las tajadas de rape, pasamos por harina y sellamos en una sartén con aceite en cantidad mínima a fuego fuerte, para que el pescado no pierda su jugo y quede una tajada jugosa.
Después colocamos el rape sobre la salsa en una fuente de horno y ponemos encima de cada trozo de rape un crumble o mezcla en grumos  de pistachos machacados en un mortero, pan rallado y aceite de oliva o mantequilla.
Metemos al horno que habremos calentado previamente a 200º C unos 10 ó 12 minutos. Con calor por arriba y por abajo con la bandeja en posición media; ya que pretendemos que se dore un poco el crumble así como que se acabe de hacer el pescado en su interior.

Para hacer el arroz
  • arroz (una taza de  té para dos personas)
  • mango
  • pimiento verde
  • ajo
  • sal 
  • aceite


Echamos una cucharada de aceite de oliva en un recipiente, cuando esté caliente añadimos un pocillo de arroz, sal y removemos hasta que cambien el color a blanquecino; unos dos minutos.
Añadimos el doble de agua que de arroz y dejamos hervir unos 13 minutos, con 15 minutos se pasa el arroz.
Retiramos del fuego y dejamos reposar 15 minutos.
En una sartén echamos una cucharada de aceite y sofreímos pimiento verde y mango maduro picados ambos en cuadraditos. Volcamos el arroz cocido y le damos unas vueltas para que se mezcle con el pimiento y el mango.

Ya solo queda servirlo como más os guste y disfrutarlo.

¡Buen fin de semana!








jueves, 11 de julio de 2013

Erizo comestible

Hoy tenía a unos invitados muy especiales, sí, esos que son divertidos, alegres y que a veces no les gusta comer porque el color es feo o el aspecto de la comida  es raro... Así,  pensé: les voy a cocinar algo raro, raro, que les haga reír y... creo que lo conseguí.







Lo que necesitamos 


  • 1 bote de salchichas de buena calidad
  • 1 paquete de puré de patata 
  • puerro frito
  • aceitunas negras
  • huevo cocido


Forma de hacerlo

Abrir el bote de salchichas y separar los trozos que van a ser las cuatro patas y cortar para formar los dedos. Cortar las orejas, el rabo y ya está; ya que no necesita ni freír.
El puré si es de sobre, con seguir las instrucciones se realiza de forma rápida. Yo lo hice de patata cocida con sal y posteriormente lo aderecé con un poco de aceite de oliva y leche para que quedase de una consistencia un poco más jugosa, pues tiende a endurecer.
El puerro se corta en tiritas pequeñas y se fríe en abundante aceite hasta que adquiera color tostado.
El huevo hervido 7 minutos.

Preparación final

En el interior van troceadas las salchichas todas. Después se cubre de puré de patatas. A continuación se colocan las púas ( el puerro frito) y finalmente se colocan los ojos, y el hocico. 

Algunas consideraciones

Creo que si en el interior se pusiera también alguna verdura como berenjena asada y quedaría más jugoso. 
¡Un niño solo, no puede comerse un erizo!


 

viernes, 5 de julio de 2013

Budin de calabaza

La calabaza la utilizo poco, pero estoy deseando aprender nuevas formas de tratarla ya que me parece que tiene muchas posibilidades.

Así, llegué a esta receta de Silvia Dujan, que me sirvió de modelo para hacer mis mini pasteles salados y para comprobar lo que pensaba !qué son muy ricos!













Lo que necesitamos (salen 6 raciones)


  • 1 taza de arroz cocido
  • 200 gramos de calabaza cocida y machacada con un tenedor
  • 3 huevos
  • 1 cucharada de café de maizena
  • 2 cucharadas soperas de queso rallado
  • sal
  • pimienta 
  • nuez moscada
  • 4 cucharadas soperas de jamón serrado muy picado

Forma de hacerlo

Se mezcla todo y se cuece al Baño María en el horno en moldes de silicona a 180º C, unos 20-30 minutos, dependerá de cada horno. Debemos pinchar y comprobar que  el objeto introducido sale limpio de masa. La colocación en  el horno es en la bandeja baja.

Algunas consideraciones

Los moldes de silicona solo hay que impregnarlos de aceite o mantequilla en su primer uso.
Son muy útiles en el sentido de que desmoldan muy bien.

En esta receta aproveché para sevirlos con salsa de cerveza negra (aceite de oliva, cebolla bien doradita,una cucharada de postre de harina, sal, caldo de carne,  una cucharada de jamón muy troceado). Después de hecha pasar por la batidora.
Con una ensalada, creo que también estarán muy bien.


¿Qué os parece esta preparación para poder disfrutar al aire libre del veranito que por fin llegó?
Buen fin de semana.




lunes, 1 de julio de 2013

Pechuga de pollo asado al limón

Hoy os voy a escribir  sobre  un plato sencillo y económico: el pollo asado.

Yo lo cocino con dos toques que me gustan: el brandy y el limón.





Está acompañado con  una ensalada de escarola y aguacate; aliñado con aceite de oliva y sal de vino.

Lo que necesito para el pollo asado (para  6 raciones)


  • 1 pollo de 1750 gramos con una buena pechuga ( lo apreciaréis en la foto)
  • 1 limón entero
  • sal
  • 3 dientes de ajo
  • perejil
  • aceite de oliva
  • pimienta
  • brandy
  • media pastilla de caldo de carne




Forma de hacer el pollo asado


  1. La noche previa, adobar el pollo con sal, pimienta, perejil, brandy, la media pastilla de caldo, el chorro de aceite, el zumo de limón y colocar por encima el limón partido en cuatro partes.
  2. Al día siguiente, meterlo en el horno, posición baja a 200º C, durante dos horas, rociándolo de vez en cuando con su jugo. Cuidad que no se seque. Sacad del horno cuando adquiera un color dorado.



Algunas consideraciones

Si queréis eliminar grasa, quitadle la piel.

¡Buen comienzo de semana!